Hoy día de Jueves Santo, leemos en el evangelio de Juan cómo Jesús se reunió con los suyos y les quiso dar un poco más de Sí mismo. Sabía que se acercaba la Hora. Había estado tres años con ellos, curando dolencias, parálisis diversas, enfermedades, incluso se había compadecido de aquellos que habían perdido a sus queridos hijos, hermanos… Realizó numeros signos, basta que releamos los Evangelios. Jesús hablaba de Abba, un Dios que chocaba con el judaísmo del momento.

Hoy Jesús nos habla del Amor. Amaos así, como yo os amo. Mirad, este sea vuestro gesto entre vosotros, el servicio. Y les lavó los pies. No fue un gesto y ya. Es el mismo Jesús, el Hijo de Dios, abajado, quien por amor se da hasta el extremo a la humanidad.

¿Qué relaciones establecemos entre nosotros? ¿Qué Evangelio llevamos a los demás? ¿De qué Jesús hablamos?

A Jesús no le quitaron la vida, Jesús se entregó. Nos dio la vida y hoy podemos celebrar que entra hasta el fondo de nuestro ser. Se quedó en el pan y en el vino, cuerpo y sangre derramada.

Os invito a leer y escuchar este canto de Maite López. Ora contemplando a Jesús.

http://www.youtube.com/watch?v=jbmCtfTZO_k&feature=related

Déjame, Señor, mirarte bien por dentro,

entrar en tu Corazón y dejarme seducir

y que aumenten mis deseos de querer ser como Tú,

conocerte internamente, amarte y seguirte más,

apostar mi vida junto a ti, déjame verte, Señor,

AMANDO HASTA EL EXTREMO, DEJÁNDOTE LA PIEL,

ENTREGANDO LAS ENTRAÑAS, TUS ENTRAÑAS DE MUJER,

EN UNA TOALLA Y UN LEBRILLO, EN UN ACARICIAR LOS PIES,

EN UN MIRARNOS HASTA EL FONDO SIN NADA QUE REPROCHAR

Y SIN NADA QUE PEDIR, Y CON TANTO PARA DAR

Yo, el Maestro y el Señor, ya no puedo amaros más,

pues como el Padre me ha amado, así os he amado yo.

Os dejo mi vida entera en este Vino y este Pan,

este Pan que soy yo mismo que me parto y que me doy,

mi deseo es que os améis de corazón,

Yo también os quiero ver

AMANDO HASTA EL EXTREMO…

Sí, te doy todo lo que soy para que sigas amando.

La lucha por la justicia entra en esta intimidad,

que se llena de personas y rostros que acariciar,

que me impulsa desde dentro a comprometerme más.

Todos caben en tu Corazón,

quiero seguirte, Señor,

AMANDO HASTA EL EXTREMO…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »